// Suscríbete al Club vía: RSS | Facebook | Twitter

Por qué las botellas de vino no tienen fecha de caducidad

agosto 10th, 2016 Publicado en Artículos, Noticias Imprimir este Artículo

Caducidad del vinoTodos los productos alimentarios deberían llevar obligatoriamente una fecha de caducidad o de consumo preferente, aunque existen excepciones notables como el vino. También quedan fuera de esta normativa las frutas y hortalizas frescas, las bebidas alcohólicas de más de 10%vol, los productos de pastelería elaborados para ser consumidos en 24 horas, la sal, el azúcar, los chicles, etc.

Estas excepciones, en algunos productos como el vino son debidas al efecto antiséptico y conservante del alcohol que hace que las bebidas sean más estables y duraderas.

Por lo que refiere al tiempo de envejecimiento o conservación del vino, este es un tema amplio y un tanto espinoso. Me explico: los sumilleres solemos hacer predicciones a modo de “este vino mejorará durante los próximos 20 años” pero los vaticinios son sólo eso, vaticinios. No hay forma de saber con exactitud cuánto tiempo se puede guardar un vino… hay demasiadas variables que pueden influir: el clima, la variedad utilizada, la añada, la elaboración y, sobretodo, las condiciones en las que se conserva.

Como las personas, todos los vinos pasan por una etapa de juventud, una de madurez y una de oxidación. Durante estas etapas modifican su perfil organoléptico y sólo algunos consiguen ganar profundos aromas de tierra húmeda, tabaco o hojas secas. El vino es una de las pocas bebidas que tiene la virtud de evolucionar e incluso, a veces, de mejorar.

Para ilustrar la explicación, me permito tomar prestada la mítica frase de Agustín Santolaya, director general de bodegas Roda y La Horra: “El vino es la única forma dinámica de embotellar el tiempo”.

Para dar una aproximación al potencial de envejecimiento podemos usar la información de la Oxford Wine Companion de Jancis Robinson y Julia Harding en el que se pueden leer las siguientes recomendaciones genéricas:

BLANCOS

> Los blancos jóvenes y de un segmento de mercado medio o bajo suelen conservarse de 1 a 2 años.

> Los blancos elaborados en barrica de la variedad Chardonnay o similares (nuestros Xarel•los, Godellos, Macabeos…) de 2 a 6 años.

> Los blancos de la variedad Riesling de 3 a 20 años.

TINTOS

> Los tintos jóvenes de un segmentos medio o bajo de mercado no conviene conservarlos más de 3 años.

> Los vinos de Cabernet o estilo Burdeos de 5 a 25 años.

> Los vinos de Borgoña o estilo similar de 4 a 20 años.

> Los Ribera del Duero de 3 a 15 años.

> Los Rioja de 5 a 20 años.

> Los vinos de Garnacha de 3 a 7 años.

 

Fuente: www.lavanguardia.com / Xavier Araujo

5 Respuestas a “Por qué las botellas de vino no tienen fecha de caducidad”

  1. Jesús David Alvarez Dice:

    Siempre es agradable, viajar al leer estos artículos, aprendizaje total.


  2. Club Amantes del Vino Dice:

    Exacto William

    No hay reglas fijas en el vino, las que se citan tratan de dar solamente un marco de referencia muy general.

    En Francia puedes encontrar vinos muy longevos, como tu mismo ejemplificaste.


  3. William Cohen Dice:

    Juan Carlos entiendo que esto es una guía y no una regla fija ya que en una ocasión pasada para nuestra sorpresa estando en un restaurant conocido en Paris nos ofrecieron un Chardonnay de 1.999 y yo con mucha desconfianza lo acepte. Resulto uno de los mejores que he probado en mi vida


  4. anaida dominguez Dice:

    como siempre ,excelente informacion ,GRACIAS MIL


  5. Luis Herrera Dice:

    Gracias, Juan Carlos. Excelente información sobre estos vaticinios.


Dejar un comentario

*