// Suscríbete al Club vía: RSS | Facebook | Twitter

Algunas consideraciones sobre el Champagne: las copas y protocolos de Servicio

Champagne p31“El Champagne es lo único que me entusiasma cuando me siento cansada…”
Brigitte Bardot, en 1948, seis meses antes de celebrar su quincuagésimo aniversario.

La leyenda dice que, una vez, Marilyn Monroe vació en su tina de baño 350 botellas de Champagne para darse “el baño” de su vida; según su biógrafo, George Harris, ella bebía Champagne como si fuera esto el oxígeno de su vida. Marilyn Monroe, ciertamente, no ha sido la única celebridad fascinada por el embrujo que encierra una copa de Champagne… la historia y las anécdotas son interminables…

En 1961 Madame Bollinger (la del Champagne preferido por James Bond…) fue entrevistada por un reportero londinense, quien le preguntó, ¿Cuándo toma usted Champagne?, y ella le respondió:
1. Yo sólo tomo Champagne cuanto estoy alegre.
2. Y cuando estoy triste.
3. Algunas veces lo tomo cuando estoy sola.
4. Es una obligación tomarlo cuando estoy acompañada.
5. Lo degusto cuando no tengo hambre.
6. Lo tomo cuanto estoy hambrienta.
7. De otra manera nunca lo tomo salvo que tenga sed.
Madame Bollinger nos decía con esta hermosa anécdota, que el Champagne es una bebida para toda ocasión, y estaba, definitivamente, en lo cierto.
Hoy continuaremos nuestra serie de artículos sobre el Vino de los Vinos desarrollando, brevemente, temas como el tipo de copas que se usan y algunos consejos sobre el “protocolo” en el servicio del Champagne; en el próximo articulo hablaremos de los tipos de Champagne que se elaboran y cuáles son los Champagne Premium que producen las principales Casas de Champagne.

Copas para el Champagne.
Si el Champagne contiene mucho carbónico, la mejor copa es la Pompadour. Si se está tomando muy frío y se quieren apreciar las burbujas, la copa Flauta es la ideal. Si lo que se quiere es disfrutar de su aroma, la Tulipan es la adecuada. Y si se trata de un gran Champagne, los expertos también recomiendan las copas de vino blanco.
Pompadour. Cuenta la leyenda que la primera copa diseñada únicamente para Champagne fue la Pompadour, elaborada en porcelana a finales del siglo XVIII bajo encargo de María Antonieta, esposa del rey Luis XVI; el modelo debía ser su seno izquierdo que es que está cerca del corazón. La cultura popular se encargó rápidamente de atribuir el molde al seno de Madame de Pompadour, amante del rey Luis XVI, quien dio nombre final a la copa.

Sea como fuere, la copa Pompadour se caracteriza por ser muy abierta, lo que permite beber con mayor rapidez y ligeramente cerrada por los bordes, consiguiendo así que su contenido se mantenga en su interior a pesar de los vaivenes de la mano que la sostiene; sin embargo, su gran diámetro deja escapar el gas e impide que los aromas se concentren. Su elegancia y capacidad para sostener mejor el Champagne la convirtió en la reina de fiestas y matrimonios desde los años 30 hasta mediados de los 70. En los últimos años ha sido lentamente substituida por la Flauta; si usted tiene todavía de estas copas, por ejemplo, recuerdo de su matrimonio, mejor es que las empiece a usar para servir helados y les van a quedar muy bien….
Champagne p322Flauta. Esta copa está considerada como superior a la Pompadour y actualmente es la copa más usada para los brindis. Con ella, además, se puede sostener la copa por su largo tallo sin afectar la temperatura de la bebida. Su forma larga y estrecha permite observar como suben las burbujas bailando hasta la superficie. Su origen es galo-romano y aun siendo una de las copas más antiguas que existen, actualmente se asocia prácticamente a los vinos espumosos.
Tulipán. Ninguna de las dos copas anteriores es considerada la ideal para el Champagne. Para los expertos la mejor copa para servirlo es la Tulipán, una forma mejorada de la Flauta, pero con curvas. Su anchura en el centro y su ligera estrechez en el extremo no son fruto de ningún capricho artesanal. Gracias a su forma se consigue respetar la temperatura, evitando que el carbónico se escape, pero posee la curvatura necesaria para que los aromas se concentren, ofreciendo una experiencia olfativa muy superior a las anteriores.
Copas de vino blanco. Por último, si hablamos de un gran champagne, los expertos también recomiendan las copas de vino blanco, más abiertas en la base, que potencian los aromas a pesar de perder más carbónico que con la Tulipán.
Champagne p33Últimamente han salido al mercado bellos “vasos” delgados y estilizados para Champagne donde su parte inferior es sólida y, por lo tanto el “vaso” puede agarrarse por esta parte inferior sin temor a calentar el precioso liquido… las burbujas juguetean también en forma preciosa en estos nuevos “vasos”.
Protocolos en el servicio del Champagne.
Este es quizás una de las fases más importantes en el proceso del disfrute del Champagne. Como quiera que esta bebida ha generado un arte y estilo de vida, se requiere conocer de ciertos “protocolos” para su disfrute total; algunos de estos “protocolos” pudieran ser:
Leer la etiqueta: y descifrar las informaciones que en ella figuran (tema para otro artículo…)
Conservar el Champagne: a unos 10 – 12 °C en una atmosfera con un grado de humedad superior al 75%, protegido de la luz y de los olores parásitos, con una buena ventilación. Es preferible retirarla de los embalajes originales para evitar la formación de moho en las cajas de cartón.
Champagne p34“Refrescar” el Champagne antes de servirlo: lo ideal es usar una hielera con un poco de agua y buena cantidad de hielo y sal; dejarla enfriar allí por unos 20 minutos. Los “Brut” sin año de cosecha (la mayoría) deben servirse a unos 8-10 °C. Los Champagne de añada se sirven a temperaturas ligeramente más altas, en torno a los 10-12°C. Menor temperatura a las aquí mencionadas “congelan” los aromas de cualquier vino.
Destapar y servir el Champagne: sostener el corcho con su “bozal” metálico con una mano y girar el fondo de la botella con la otra. Evitar que el corcho salga disparado (es peligroso y se pueden escapar un 20 % de los gases). Quizás con la primera botella se pudiera provocar el “estallido” como señal de júbilo, pero el resto de las botellas, mucho mejor “calladitos”. En nuestros países tropicales, las copas se deben servir un poco menos que los dos tercios (un poquito más de la mitad) para evitar que se caliente.
Finalmente, solo para recordarles que el Champagne, la bebida, es masculino ya que es un vino; mientras tanto. La Champagne es femenino ya nos estaremos refiriendo a la región donde se produce.

Sergio Esteva Grillet – Wine connoissieur

info@chateau.travel

5 Respuestas a “Algunas consideraciones sobre el Champagne: las copas y protocolos de Servicio”

  1. julio cesar Dice:

    Muy bueno Gracias
    Intenté mandar al más sobre los vinos
    Bendiciones para todo el equipo
    Gracias Saludos cordiales


  2. Club Amantes del Vino Dice:

    Hola Vane

    Gracias por tu aporte.

    Una precisión, la DO Champagne no permite que el proceso de producción sea Charmat.

    Me interesa mucho la observación relacionada con el nombre de Champagne y Uruguay. te agradezco cualquier referencia que tengas al respecto, así como alguna referencia a un champagne uruguayo.


  3. Club Amantes del Vino Dice:

    Excelente y amplia pregunta Adriano

    Para que un vino se llame Champagne tiene que cumplir con una serie de requisitos mínimos, los cuales son definidos y regentados por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Champagne. Entre los requisitos más importantes están:
    1. Las uvas tienen que ser producidas en la Región de Champagne. Definida por la DO Champagne.
    2. Las uvas sólo pueden ser Chardonnay, Pinot Noir y Pinot Meunier (se producen en inumerables zonas alrededor del mundo)
    3. Tienen que hacerse por el Método de Producción Champenois, también llamado método tradicional.

    Existen otras restricciones menos llamativas.


  4. Vane Dice:

    Hola buenos dias. El nombre Champagne hacr referencia a la zona de Francia y al ser una denominación de origen, no se puede utilizar en otros paises, a excepción de Uruguay, donde Francia le permitió usar el nombre, gracias a la colaboración de Uruguay con Francia en epocad de guerra. La elaboración se puede llevar a cabo mediante dos método s a elegir. Charmat, la segunda fermentación se realiza en tanque o Champenoise o Tradicional que se realiza en botellas. Las cepas que se usan, generalmente son la Chardonnay y Pinot Noir, donde la primera aporta ácidos y la segunda frutas.


  5. adriano Dice:

    Buenos dias. Una consulta . Se llama champagne sólo los vinos que son producidos en esta región de Francia puede atribuirse el nombre.. mi consulta es sólo por la región que ganó el derecho de la champgne, o es por la producción de las cepas de determinada uva, que no se da en otras lugares; sino en esta región ?? Además del proceso de la champgne tiene que ver también??

    Gracias


Dejar un comentario

*