// Suscríbete al Club vía: RSS | Facebook | Twitter

La pequeña Somló y sus célebres vinos

Somlo 1Esta región vinícola es la más pequeña de las veintidós con las cuales Hungría cuenta según lo dispuesto en la respectiva ley. La superficie de viñedo cultivada es de unas 560 hectáreas, representando menos de 1 % de la total. Todas éstas se encuentran en las laderas del Monte Somló que es parte de la Sierra de Bakony y tiene apenas 432 metros de altura. Se ubica en la parte centro-occidental del país, en la provincia de Veszprém, a poca distancia del Lago Balaton que es el mayor de Europa Central por extensión. Hoy en día alberga casi 1.100 productores de uva, entre medianos y pequeños, y el número de bodegas ronda los 150 cuya gran parte elabora no solo su propia uva sino también que la compra a otros. En la última temporada se cosecharon un total de 9.065 kilos de uva a cuya base se ha producido 6.600 hectolitros de vino.

El suelo es de origen volcánico formado a partir de basaltos arcillosos que se componen casi en su totalidad de silicatos de grano fino. Su color es gris oscuro y tiene una textura vesicular que conserva los vestigios de burbujas generadas durante la solidificación de la lava. Tiene alto contenido de minerales y es también rico en cal. El clima es moderado debido a su cercanía con el lago con temperatura promedio entre de más de 10 °C entre abril y octubre. Los inviernos son suaves y los veranos tienden a ser frescos con unas 2.000 horas de sol y 650 a 700 mm de precipitación anuales. Todas estas condiciones transmiten a los vinos una personalidad arrolladora aprovechando los elementos naturales con una viticultura centenaria así como con una elaboración de vinos que conjunta armoniosamente las tradiciones artesanales con las tecnologías modernas.

Somlo 2Aunque algunos hallazgos pueden avalar el cultivo de la vid en estas tierras en la época romana, la primera referencia a sus vinos documentada data del 1093 en los predios de la fortaleza de Somló. Otro año importante en la historia de la vitivinicultura local es 1511 cuando las autoridades regularon por primera vez la respectiva actividad en el territorio bajo su jurisdicción. En los siglos siguientes, hasta la invasión de la filoxera sobre esta región también, varias familias de la alta nobleza húngara han obtenido terrenos en los que se cultivaba decenas de especies de vid cuya gran mayoría fue blanca y entre ellas estuvieron muchas variedades autóctonas ya extintas. Después de la devastación provocada por la plaga se ha introducido nuevas variedades, como por ejemplo las Traminer y Riesling, solo para completar las tradicionales. En la actualidad, la mayor parte de la producción sigue estando en aquellas que se cultivan desde hace tiempo por su excelente adaptación y dan vinos con características particulares que se relacionan en la mente de los aficionados como estrellas locales.

Somlo 3En el libro intitulado “La filosofía del vino” escrito en 1945 por el afamado ensayista húngaro, Béla Hamvas (1897-1968) los vinos de Somló son descritos como “fogosos de carácter masculino rubio”. Según su percepción, contienen un aceite místico que alimenta los anhelos espirituales y podrían ser “interpretados en voz barítono” absorto en una soledad equilibrada. Se trata del “vino de los sabios” quienes hallan regocijo en la vida.

La variedad más extensamente cultivada en la Somló es la Olaszrizling que representa alrededor de un 30% de la total. Su nombre significa “Riesling Italiano” y así se conoce en varios países vecinos de Hungría, no obstante, su origen es francés y no se ha detectado parentesco alguno con la clásica alemana.
El vino proveniente de la Somló que se considera como el más representativo y altamente valorado por los consumidores con paladar refinado se produce a partir de la Juhfark cuyo nombre literalmente significa “cola de oveja” y se cultiva en unas 100 hectáreas de viñedo. Es de vigor medio alto, porte semi-erguido, con sarmientos de color marrón. Las hojas son de color verde claro. Los racimos son de forma cilíndrica, pequeños y compactos con bayas medias de piel delgado. Es de maduración tardía y relativamente sensible a la podredumbre gris. Sus vinos son de evolución larga con marcado carácter de mineralidad y alto grado de acidez. Se podría decir que se trata de una riqueza singular en ácidos frescos a la que une la exuberancia en aromas a frutas y flores con toque de mineralidad. Al tomarlo, baña la boca con caricia seductora presentando concentración y estructura excelentes.

Somlo 4

Si aceptamos el punto de vista que la historia de un vino se escribe no solo detallando los acontecimientos relevantes en su entorno natural sino también registra la leyenda que habla de singularidades, el célebre Juhfark de Somló es precisamente el que debe su fama más bien al efecto beneficioso que se le atribuye. En este caso no se trata solo de que su consumo aporta sensaciones agradables estimulando un interludio romántico íntimo y sirviendo de afrodisiaco sino también de que tomarlo durante la noche de boda aumenta la posibilidad de embarazo y también las probabilidades de que el bebé será niño. Cuentan las crónicas que hace unos siglos la Casa Imperial de los Habsburgo ha realizado varias compras de éstos probablemente con el fin de disfrutar de este mismo efecto de la bebida mítica.

En cuanto a los productores, hay que reconocer los méritos de la bodega Kreinbacher que ha sido fundada en 2002 y actualmente tiene 40 hectáreas de viñedos propios y también se recoge las uvas de 20 hectáreas de viñedos de viticultores locales. Trabaja con 9 variedades (6 blancas, 3 rojas) a base de las cuales se produce 12 vinos (9 blancos, 1 rosado, 2 tintos) y 4 espumantes. El Juhfark Selection de 2012 es un digno representativo de la tipicidad que esta variedad cobra en este terruño. Parte de vendimia manual seleccionada y una breve maceración con un posterior prensado ligero. Fermentación con levaduras autóctonas en barriles de roble húngaro y americano, crianza de 10 meses en los mismos (alcohol: 13,0%, acidez: 5,9 g/l, azúcar: 2,2 g/l). Los recién estrenados espumantes son elaborados siguiendo el método tradicional con la asesoría de la reconocida casa Champagne Paul Bara (Bouzy). Los Brut Nature y Prestige Brut son 100% Furmint y ambos han sido dejados reposar en la cava durante 22 a 30 meses. En unos años se tiene estimado poder producir 150 mil botellas y destinar una parte a la exportación.

Somlo 5Otra que se clasifica dentro de los mejores de la región es la Tornai que viene abasteciendo el mercado con vinos de muy buena calidad y aprende cada año a mejorarla. Cuenta con 54 hectáreas de viñedo propio que se encuentran precisamente alrededor del edificio que alberga el área de producción y almacenamiento. Se emplea exclusivamente uvas blancas. La vendimia es manual y pago por pago con doble selección en campo y en bodega. La materia prima así cosechada procede de 9 variedades a cuya base se produce 16 diferentes vinos en 3 niveles de pirámide de calidad. El Top Selection Apátsági Furmint de 2011, que ha sido reconocido con varios premios internacionales, comprueba que esta variedad emblemática de Tokaj es capaz de producir vino de alta expresión en la Somló también. Las uvas utilizadas para su elaboración han provenido de pagos con menor rendimiento. Este vino ha pasado por una crianza de 5 meses en barrica de roble húngaro de 500 litros y 2 meses en botella (alcohol: 13,4%, acidez: 6,1 g/l, azúcar: 2,5 g/l). El exclusivo Aranykonny (Lágrima de Oro) es un vino de cosecha tardía (alcohol: 12,0%, acidez: 6,7 g/l, azúcar: 80,3 g/l) elaborado a partir de la variedad Zeus que es una híbrida, fruto del cruce de las Ezerjó y Bouvier, creada a mediados del siglo pasado por un científico húngaro.

Somlo 6Entre las numerosas bodegas pequeñas que disponen de no más de algunas hectáreas de viñedo propio y aúnan trabajo, creatividad e ilusión, al cual últimamente se presta mayor atención es la Spiegelberg que ha sido elegida entre las 100 mejores bodegas del mundo (The 2014 Top 100 Wineries of the Year) por la revista norteamericana Wine & Spirits. El viñedo de ésta recubre apenas 3 hectáreas. Todavía solo la mitad se dedica a la producción y la componen 3 variedades (Juhfark, Furmint, Olaszrizling). El Olaszrizling de 2010 se lo considera como uno de los más dignos representantes de esta variedad con un marcado carácter diferencial y peculiar.

De entre otras bodegas de producción limitada y fieles a los vinos que solo se pueden hacer en la Somló sobresalen por su calidad y originalidad: Gyorgykovács, Fekete, Apátsági, Hollóvár.

Fotos: somloiborrend.hu, orszagalbum.hu, cdn.blog.hu, hazai.kozep.bme.hu, tornaipince.hu, keptar.oszk.hu

 

Dejar un comentario

*