// Suscríbete al Club vía: RSS | Facebook | Twitter

El Falso Cognac “Napoleon Emperador”

Tumba de napoleon 4

A Francia lo condujo, y a Italia floreciente,
a Iberia belicosa, y a la ilustrada Prusia,
al Austria formidable y a la potente Rusia,
y luego a Santa Elena, y ¡adiós Emperador!.

(Poesía “Napoleón en el Mar Rojo”

MANUEL CARPIO (1791-1860)

A lo largo de un par de décadas, en cuatro o cinco ocasiones he sido consultado acerca de botellas “muy valiosas”, cuyo contenido era, supuestamente, un cognac de gran clase. Las personas que me interpelaban deseaban conocer mi opinión acerca del posible precio al que podrían ser puestas a la venta, por sus respectivos propietarios, quienes, de pronto, descubrían —mejor dicho, imaginaban— que tenían en su poder un costoso destilado, susceptible de ser comercializado ventajosamente, obteniendo de esa transacción comercial una gran ganancia.
En aquellas circunstancias pude observar que generalmente se trataba de botellas de vidrio esmerilado, también llamado vidrio opacado, y que las etiquetas —por lo general de factura muy ordinaria, o rústica, si se prefiere esta expresión— ostentaban la leyenda COGNAC NAPOLEON EMPERADOR, Reserva 1802. Me parece pertinente hacer la aclaración que unas de las etiquetas de esas botellas, que tuve en mis manos, señalaban “Emperador” (como si la casa productora en Francia pusiera nombre en lengua española a sus destilados), y en otra si aparecía esa palabra en lengua gala: “Empereur”.

Tumba de napoleon 5

Varios de estos envases agregaban una fecha: 1802. A este particular mencionaré que Napoleón Bonaparte se proclamó Emperador de Francia en el año 1804. Para hacer más ostensible el fraude, quizá pensando el defraudador —quien seguramente imaginó hallar un fértil campo para sus burdas falsificaciones— que el adquiriente de ese “extraordinario” elíxir etílico no revisaría cuidadosamente la botella, me encontré que en la base de una de ellas aparecía, grabada en la parte inferior del envase, la razón social Martell et Cie, denominación de una de las principales compañías francesas productoras de esta deleitable clase de destilados (a la vez que una de las más antiguas, pues fue fundada en 1715) , la cual, dicho sea para aclarar más el caso, no elabora ningún cognac de la categoría “Emperador”.. Los productos más conocidos de esa bicentenaria casa, asentada en la región de Cognac, en Francia, son Martell VS, Martell VSOP, Martell Cordon Bleu y Martell XO, entre varios otros de gran finura.

Cabe agregar que en aquellas ocasiones no tuve el cuidado de guardar las botellas de esos destilados —a mi parecer falsificados—, y en mi descargo hago la aclaración que

tales pseudo cognacs no eran de mi propiedad, como para quedarme con ellos. Ahora que escribo este texto pienso que mucho me hubiera gustado haber captado las fotografías de las etiquetas de esos envases, para ilustrar debidamente mis aseveraciones.

Tumba de napoleon 1Continuando con este relato señalaré que un colega mío, el doctor David Martínez Villaseñor (con quien estuve intercambiando mensajes acerca de este tipo de destilados, los cuales pueden ser catalogados afamados por su rareza o bien descartables por su falsedad) me hizo saber que en la casa de subastas Christie’s, de la ciudad de Nueva York, había tenido lugar, el 8 de diciembre de 2007, un remate de diversos destilados: Ese día fue vendida una botella de Cognac Napoleón Grande Fine Champagne 1802, elaborada por E. Piercel de Saint Jacques, en dos mil doscientos ochenta dólares.

El doctor Martínez Villaseñor abundó en su comentario al señalar lo siguiente, acerca de una botella semejante de la cual él era propietario: “La botella no es desde luego conmemorativa. El cognac mencionado se data como Reserve 1802, aun cuando actualmente ya no se acostumbre ponerle fecha. La región de la campiña Fine Champagne, ubicada en Charente, en la zona de Cognac, corresponde a las áreas de Grande y Petite Champagne que dicen es la mejor zona para producir cognac, que es donde se localiza Saint Jacques. Posiblemente Pierre Célestin o E, Piercel, quizá dueños del viñedo y/o bodegas, fueron nombrados proveedores oficiales del Emperador Napoleón después de 1802, o en 1804, lo cual pudo hacer posible que un producto de 1802, tal vez mezcla de varios cognacs, haya sido nombrada Reserve 1802, fuera la embotellada y promovida entonces como Napoleón por los dueños. En la etiqueta posterior dice en francés: était le fornisseur officel (sic) de l’Empereur Napoleon, es decir: Pierre Celestin de la Maison de Saint Jacques fue el proveedor oficial del emperador Napoleón, no dice a partir de cuándo ni tampoco cuándo fue embotellado el cognac de marras”.

Tumba de napoleon 2Ahora que me ocupo de una clase de cognac que en la etiqueta ostenta el nombre de Napoleón Bonaparte, mencionaré que este militar (una de las personalidades de la historia universal que más me fascinan) nació el 15 de agosto de 1769, en la isla de Ajaccio, nombre de la ciudad capital del Departamento de Córcega del Sur, apenas un año después de que Francia adquiriese la isla de Córcega a la República de Génova. Por el lugar de su natalicio era llamado el “Gran Corso” tan célebre guerrero francés. En Wikipedia leo que “Nacido Napoleone di Buonaparte (Nabolione o Nabulione en corso), años después, cambió su nombre por el afrancesado Napoléon Bonaparte. Fue un militar y gobernante francés, general republicano durante la Revolución y el Directorio, artífice del golpe de Estado del 18 Brumario que lo convirtió en primer cónsul (Premier Consul) de la República el 11 de noviembre de 1799; cónsul vitalicio desde el 2 de agosto de 1802 hasta su proclamación como emperador de los franceses (Empereur des Français) el 18 de mayo de 1804, siendo coronado el 2 de diciembre; proclamado Rey de Italia el 18 de marzo de 1805 y coronado el 26 de mayo, ostentó ambos títulos hasta el 11 de abril de 1814 y, nuevamente, desde el 20 de marzo hasta el 22 de junio de 1815”.

Tras la derrota sufrida en Waterloo, en las proximidades de la localidad del mismo nombre, en Bélgica, el 18 de junio de 1815, por el ejercito conjunto de tropas británicas, holandesas y alemanas, comandado por Arthur Wellesley, mejor conocido por su título de Duque de Wellington, y el ejercito de Prusia, del Mariscal Gebhard Leberech von Blücher, Napoléon Bonaparte fue encarcelado y desterrado por el gobierno de la Gran Bretaña a la isla de Santa Elena, en el océano Atlántico, el 15 de junio de 1815.

Tumba de napoleon 3En algún portal de internet leí que “El Northumberland, un navío de guerra de la Royal Navy, al mando del almirante Cockburn, transportó a Napoleón a la isla volcánica de Santa Elena, que pertenecía a la Compañía de las Indias Orientales, donde fue confinado en un peñasco azotado por vientos impetuosos y expuesto a lluvias copiosas o a un sol que caía a plomo. El 17 de octubre de 1815 desembarcó en la isla y durante las primeras semanas se alojó en una pequeña habitación, situada bajo un granero, en una casa de campo llamada Briars, al cuidado de la acogedora familia de William Balcombe, un comerciante local, con cuya hija entabló una amistad. Betsy, de 13 años de edad, quien era el único miembro de la familia que sabía hablar francés. La salud de Napoleón empeoró con su traslado a Longwood House, una vivienda expuesta a un clima insalubre, que se convirtió en su último asilo en la isla. La muerte se debió, según la autopsia, a un cáncer de estómago, aunque existe la creencia de que pudo ser víctima de un envenenamiento con arsénico”.

Allí murió el 5 de mayo de 1821, antes de cumplir los 52 años de edad, quizá como resultado de un cáncer gástrico, o bien envenenado con arsénico por sus captores. La causa real no está del todo clara.

El inhóspito escenario del exilio de Napoleón Bonaparte, la isla de Santa Elena, forma parte del llamado Territorio de Ultramar del Reino Unido, junto a las islas de Ascensión, Tristán da Cunha y Diego Alvares. Tiene una extensión de 121 kilómetros cuadrados (como punto de comparación diré que la extensión territorial de la Delegación Iztapalapa, en el Distrito Federal, es de 116 kilómetros cuadrados).. La capital es Jamestown y el número de habitantes no llega a 7.000.

Tumba de napoleon 6 longwood houseEstá ubicada en medio del océano Atlántico Sur, a una distancia de más de 2.800 kilómetros de la República de Angola, en África, situada al Este, y a una mayor distancia —2 900 kilómetros— de Brasil, en América del Sur, al Oeste. Su latitud geográfica es de 15° 56? Sur y 5° 45? W. mas o menos la misma que la de Angola, y la de Brasilia, la capital de Brasil, . La distancia entre las islas arriba mencionadas es la siguiente: entre Santa Elena y Ascensión es de 1.300 kilómetros, y entre Santa Elena y Tristán da Cunha es de 3.700 kilómetros. La distancia a las islas Malvinas (localizadas frente a la ciudad de Río Gallegos, en la Tierra del Fuego, a una distancia —en línea directa— de 1.913 kilómetros) es de más de 7.000 kilómetros. Por este motivo Santa Elena ha sido llamada la “isla más remota del mundo”.

En alguna página de internet leí que “Para llegar a Santa Elena sólo tenemos una opción y es surcar las aguas del océano Atlántico. Tan solo podremos arribar a esta isla remota viajando en algún carguero de los que visitan estas latitudes cada dos o tres meses”

En Wikipedia queda asentado que “Napoleón había dispuesto en su testamento el deseo de ser enterrado a las orillas del Sena, pero se le dio sepultura en Santa Elena. En 1840, a instancias del gobierno de Luis Felipe I, sus restos fueron repatriados. Trasladados en la fragata Belle-Poule, fueron depositados en Les Invalides (París). La llegada de los restos de Napoleón fue muy esperada en Francia. Durante su funeral sonó el Réquiem de Mozart. Cientos de millones de personas han visitado su tumba desde esa fecha”.

Napoléon Bonaparte fue inhumado en un paraje llamado “Valle de los Geranios” (no lejos de la casa que habitó aquí este controvertido personaje, la cual era llamada Longwood House), el cual posteriormente recibió la denominación de “Valle de la tumba de Napoleón”. Actualmente ese sitio es propiedad del gobierno de Francia, y existe una persona, quien habita en esta isla y tiene el encargo de cuidar esta área estrechamente vinculada con quien fuera Emperador de los franceses.

A continuación cambio un poco de tema para señalar que el pasado 18 de diciembre de 2014, hallándome en Puerto Morelos, en la casa de mi hija Luz María, quien había congregado — a un convivio de fin de año— a sus numerosos amigos, todos ellos estrechamente relacionados con la biología y la investigación submarina. Ese día conversé con Rafael de la Parra (*), quien me comentó que visitaría la isla de Santa Elena. De inmediato le solicité que si tenía la suerte de hallarse frente a la tumba de Napoleón Bonaparte (quien asevera Wikipedia “es considerado como uno de los mayores genios militares de la Historia, habiendo comandado campañas bélicas muy exitosas, aunque con ciertas derrotas igualmente estrepitosas, y a quien sus soldados lo llamaban el Pequeño Cabo (le Petit Caporal), en tanto que los ingleses se referían a él con el despectivo Boney y las monarquías europeas como el tirano Bonaparte, el Ogro de Ajaccio o el Usurpador Universal) tomara algunas fotografías, pues yo pensaba escribir algún texto acerca de ese personaje, y que me enviara un breve relato de su viaje de tan distante isla.

Rafael de la Parra atendió mi solicitud —captar imágenes de ese sitio y de describir la ruta de llegada a la isla de Santa Elena, así como los motivos de su viaje de investigación del tiburón ballena, el pez más grande del mundo— y por ello me envió un extenso relato de su viaje a ese lejanísimo lugar (conviene tener presente que no sólo cuenta la gran distancia sino también la notoria dificultad para arribar a ese aislado peñón rocoso perdido en la inmensidad del Atlántico). De esa narración transcribo ahora algunos párrafos, ya que considero son muy interesantes para este artículo.

“En el año 2007 registramos, mediante rastreo satelital, una hembra que recorrió más de 7000 km desde la Isla Contoy, en el Mar Caribe, hasta el sur de las rocas de San Pedro y San Pablo, en el hemisferio sur. Hace 2 años en la Tercera Conferencia Internacional sobre Tiburón Ballena, celebrada en Atlanta, Georgia; nuestra colega Elizabeth Clingham nos visitó desde la Isla de Santa Elena, y nos compartió sus hallazgos: la presencia de tiburones ballena de alrededor de 10 metros de largo, con una interesante proporción de hembras presumiblemente preñadas, la cual se presenta en las cercanías de la isla, anualmente entre octubre y mayo.

“Nuestros colaboradores del Acuario de Georgia organizaron entonces una expedición de dos investigadores para estudiar esta interesante agregación. Sin embargo, uno de ellos enfermó y el médico le recomendó abstenerse de este viaje, A principios de diciembre de 2014 fui contactado, y me propusieron sustituir a este colega, en cuyo caso debía tramitar la visa sudafricana y los documentos necesarios para la expedición. Partí el 26 de diciembre de 2014 de Cancún con rumbo a Atlanta, para reunirme con nuestro colaborador, el Dr. Al Dove, del Georgia Aquarium, y recoger una de dos enormes maletas con equipo, instrumentos, reactivos químicos y cámaras fotográficas submarinas (una de ellas diseñada para bajar hasta 600 m). De Atlanta fuimos a Londres y posteriormente a Ciudad del Cabo, en Sudáfrica.

“El 29 de diciembre nos embarcamos Al y yo en el “Royal Mail Ship Saint Helena”, con rumbo a la isla, a donde llegamos el 3 de enero de 2015, tras un crucero de fábula muy a lo “old fashion” inglés. El barco es mitad carguero y mitad crucero, así que las cenas de gala, y algunas de ellas de etiqueta, eran siempre de seis tiempos, con deliciosos manjares. ¡El año nuevo en medio del Atlántico fue sensacional!

“Durante nuestra estancia localizamos hasta tres grupos diferentes de tiburones ballena. Colocamos un total de 14 dispositivos de rastreo satelital. Obtuvimos más de 20 biopsias de tejido dérmico. Colocamos un dispositivo de seguimiento del comportamiento y fotografiamos más de 40 tiburones, probablemente diferentes, los cuales en promedio miden alrededor de 9.5 a 10 metros, mientras que aquí (en el Mar Caribe, en las aguas de la Isla de Contoy) tienen una longitud promedio de 6.5-7 metros. La proporción de machos a hembras es casi de 1 a 1. Hicimos estimaciones fotogramétricas utilizando apuntadores láser. Colectamos muestras de zooplancton para conocer su alimento (muy similar al de aquí, en las inmediaciones de Contoy, y se compone principalmente de huevos de túnidos. Realizamos unas 5 o 6 inmersiones de buceo scuba, la temperatura del agua es de 22 o 23 °C, a lo cual no estamos acostumbrados.

“Aún cuando nos informaron que era muy tarde para ver ballenas jorobadas, tuvimos la fortuna de ver a una hembra y su cría a su paso por la isla. Registramos y vídeo-grabamos a un tiburón martillo dentro del agua, así como un cardumen de “wahoos”.

En fin una experiencia única e inolvidable. En esta isla estuvieron, entre otras personalidades, Napoleón Bonaparte, Sir Edmund Halley y Charles Darwin, quien fue a estudiar la geología de la isla. Los “Saints” o Helenitas son gente extremadamente amable y muy hospitalaria. Disfrutamos la deliciosa variedad de vinos sudafricanos y probamos el licor de “amarula”. No dejamos pasar la oportunidad de tomar el café cultivado en la isla, que tiene un sabor muy exquisito.

“El día 16 de enero de 2015 emprendimos el regreso, por la misma ruta en sentido inverso y llegué a Cancún el 25 de enero de 2015.

“Fíjate Miguel, que los británicos escogieron un sitio muy hermoso para la sepultura de Napoleón. Caminas por un prado muy bien cuidado y llegas a un claro en medio de un bosquecillo, con muchas flores. Algunas Bugambilias de diferentes colores han invadido los árboles más grandes y le dan un aspecto solemne a todo el entorno. .Hay unas aves introducidas que realmente parece que “rebuznaran”, pero al menos en esta parte escuchamos otras aves diferentes, y armoniosos cantos de pajarillos, y esto me emocionó mucho”.

Hasta aquí el relato de Rafael de la Parra, de quien líneas abajo incluyo un extracto muy breve de su extenso Curriculum Vitae. .

(*) Coordinador de Investigación del Proyecto Dominó de 2004 a 2010 (estudio y estrategias de Conservación del tiburón ballena en el Atlántico Mexicano).

Investigador asociado de Ch’ooj Ajauil AC, Blue Realm, Utila Whale Shark Research group, Marine Meganet, Somemma, Ecocean.

Artículos técnicos publicados en revistas y publicaciones científicas, en temas sobre Mamíferos Marinos, Lagunas Costeras, Arrecifes Coralinos y Tiburón Ballena.

Participación en Talleres, Simposios, Congresos y Conferencias nacionales e internacionales, en Panamá, Honduras, Belice, Guatemala, México, Cuba y Estados Unidos.

(Tres de las fotos de este artículo fueron captadas por Rafael de la Parra, en Santa Elena. Las otras dos, de la tumba de Napoleón, en Paris, son de Google. La fotografía de la casa que habitó Napoléon Bonaparte, en Santa Elena, es de Discover the World))

Una respuesta a “El Falso Cognac “Napoleon Emperador””

  1. Hector Benitez Martinez Dice:

    Muy buen articulo, me pareció un excelente preámbulo el hablar del cognac como el tema de introducción para después adentrarnos a una breve semblanza de este gran personaje, uno de los protagonistas de la historia universal. En lo personal, soy ferviente lector de historia y amante del vino, por lo cual encuentro de gran interés este tipo de artículos en donde se fusionan ambos temas.

    Un cordial saludo y espero que este tipo de artículos sean frecuentes.

    Hasta luego y gracias.


Dejar un comentario

*