// Suscríbete al Club vía: RSS | Facebook | Twitter

Visita a la bodega Chateau Canon

Chateau Canon Adreane Gornard Llamado así por quien fuese el precursor de la dinastía de vinos que hoy producen, Jaques Kanon. Fue un Corsario francés al servicio del rey Luis XV. Originario de Blyde, usa el producto de su profesión para adquirir la propiedad en 1.760 y la dedica enteramente a la producción de uvas. La propiedad fue comprada por la familia Fournier, quien se la vendió al grupo Chanel en 1.996.

Chateau Canon, está situada cerca de la hermosísima Saint Emilion, una pequeña población francesa, de menos de 3.000 habitantes, ubicada en el sur oeste de Francia, muy cerca de la ciudad de Burdeos. Saint Emilion es un pueblo Patrimonio de la Humanidad por sus orígenes prehistóricos, los romanos plantaron la vid en sus alrededores hacia el siglo II, y la ciudad fue fundada por el monje Emilion, quien en el siglo VIII se estableció en una ermita enclavada en la roca. Pertenece a la región vinícola de Burdeos.

Chateau Canon vinaChateu Canon producto de su revolucionario precursor, es reconocido como un gran vino de la zona, distinguido con la categoría de Premier Gran Cru Classé.

Fuimos atendidos por Andréane Gornard, quien nos dio la bienvenida con una presentación de la historia de la propiedad y nos adentró en los detalles de la producción en estos días. Nos indicó que el Chateau tiene unas 22 hectáreas de viñedo, de las cuales el 70% están plantadas de Merlot, la uva predominante de la zona, el resto es Cabernet Franc.

En el recorrido por las instalaciones, tuvimos la oportunidad de visitar las antiguas minas de piedra caliza, que se encuentran debajo de los viñedos. Este maravilloso mundo subterráneo, que data del siglo IX de nuestra era, conecta gran parte de Saint Emilión y sus viñas vecinas. Es un área digna de apreciar, donde encontramos estalactitas en los techos, pequeñas fuentes de agua, y se pueden apreciar en algunos sitios las raíces de los famosos viñedos.

Chateau Canon Mina“Para producir este gran vino, no se escatiman esfuerzos”, apunta Gornard, las uvas son recogidas a mano, seleccionando solo los mejores racimos, los cuales se almacenan en pequeñas cajas, teniendo el cuidado de no maltratarlas y así evitar su oxidación. En la bodega son eliminadas delicadamente las hojas e impurezas, y nuevamente seleccionados los racimos con el grado de maduración perfecta. Todo este cuidado evita que se rompan los granos y se produzca una fermentación u oxidación prematura del jugo de las uvas. Por último los racimos son despalillados y prensados, para pasar a las cubas de fermentación, proceso que se hace bajo temperatura controlada. Por último recibe 18 meses en barrica de roble, 50% nuevo y el resto barricas de 2do uso.

Chateau Canon Barricas

Por último nos invitaron a catar Chateau Canon 2007. De color granate y de intensidad media, en nariz se trata de un vino amable, con notas de ciruela y chocolate, en boca, percibomos un vino de cuerpo medio, buena acides y tanino sedoso, de persistencia media y bastante armonioso.

Agradecemos profusamente la invitación y atención de Chateau Canon y su representante, Andréane Gornard, quien coordino y nos atendió durante la visita. A votre Santé.

Dejar un comentario

*