// Suscríbete al Club vía: RSS | Facebook | Twitter

Wine & sex: ¡así a cualquiera no le gusta el enoturismo!

diciembre 11th, 2012 Publicado en Artículos, Noticias Imprimir este Artículo

Vino y sexo. Que levante la mano a quien no le guste la combinación.

Eso mismo pensó Felipe Monje, dueño de las Bodegas Monje de Tenerife, todo un personaje en la isla, quinta generación de bodegueros en esta zona de la D.O. Tacoronte-Acentejo. Lo del enoturismo está muy bien, pero la competencia es dura. Y no queda más remedio que ingeniarselas para innovar.

Así que se le ocurrió mezclar dos cosas que no pueden fallar: sexo y vino. Y empezó a organizar noches temáticas en torno a la cata de vino con cenas afrodisíacas y espectáculo teatral incluido.

Llegados a este punto, desinflo la burbuja que alguno-alguna puede haber ido creándose: no es una bacanal; como él mismo dice, “no se ve un pezón”. Son cenas-espectáculo divertidas y desenfadadas, con música, productos eróticos, muchas bromas, muchos juegos que propone el grupo de actores que ameniza y mucha sensualidad; pero siempre en torno a la degustación de vinos.

“Aquí no pasa nunca nada, luego cada uno en su casa que siga por donde quiera”, asegura Felipe. “Hay gente que viene en parejas, en grupo o solos, y de todas las edades. Se trata de pasarlo bien y romper la ceremoniosidad que siempre envuelve al mundo del vino”. Asegura que ya hay incluso una Universidad que estudia lo de “Wine & Sex” (marca que por cierto ha registrado) como proyecto innovador en un mercado saturado. Y me lo creo.

Como no he tenido la suerte de vivir la experiencia, no la describo, pero aquí van los datos por si alguno-alguna se anima:

Las noches Wine & Sex se celebran cada tres meses, con un máximo de 100 asistentes. El lugar: la gran sala de catas que tiene habilitada en la propia bodega, en El Sauzal, en el norte de la isla de Tenerife.

Fuente: Por: Paco Nadal – Elpais.com

Una respuesta a “Wine & sex: ¡así a cualquiera no le gusta el enoturismo!”

  1. Maria Cecilia Uribe Dice:

    Conocí esas bodegas realmente hermosas. Un lugar precioso. Pudiéramos implementarlas en nuestro pais


Dejar un comentario

*