// Suscríbete al Club vía: RSS | Facebook | Twitter

Panamá, Expovino 2010

septiembre 7th, 2010 Publicado en 3. Exposiciones, Noticias Imprimir este Artículo

Expovino 2010, abrirá sus puertas a partir del 15 al 18 de septiembre y su escenario será el centro comercial Multicentro de la ciudad capital. En esta ocasión cuenta con el apoyo del decorador internacional Rolando Domingo y la reconocida organizadora de eventos, Elena de Caparó.

Desde hace más de 10 años, el VinocluB de Panamá ha llevado a cabo Expovino, la única feria de este tipo que se realiza en nuestro país, la cual cuenta con la participación de un grupo de importantes sociedades vitivinícolas.

En en lanzamiento de esta actividad participaron los representantes de los principales distribuidores de vino en el país y además se aprovechó la oportunidad para anunciar que el banco oficial del evento será BAC Credomatic

Esta feria es visitada por un promedio de 5 mil personas, entre ellas varios centenares de compradores directos de hoteles, restaurantes y tiendas de vinos de Panamá y de países latinoamericanos.

Más de 70 % de las empresas expositoras logran contactar y cerrar negocios importantes con importadores de América Central, el Caribe y Panamá.

Anualmente participan, en forma directa, sociedades de vinos de Argentina, España, Francia, Chile, E.U, Uruguay e Italia, además de distribuidoras de vinos radicadas en Panamá, que en total representan más de 800 clases de vinos. Igualmente participan empresas de alimentos y delicatessen.

Una respuesta a “Panamá, Expovino 2010”

  1. Guglielmo Rocchiccioli Dice:

    Habría también que valorar un gran producto autóctono de Panamá, es decir el Ron Abuelo.

    RON ABUELO – ANEJO 7 AÑOS – 37,5% 750ML RESERVA SUPERIOR – VARELA HNOS S.A.

    DESDE 1908 – PRODUCTO DE PANAMÁ

    El Ron Abuelo 7 años es el resultado de nuestra pasión por producir el mejor ron añejo. Elaborado de la fermentación de mieles de caña, se envejece por 7 años en pequeños barriles de roble blanco, cuidadosamente seleccionados para este producto. Bajo el calor tropical, y la estricta supervisión de nuestro maestro ronero, desarrolla a través de los años un refinado aroma y un exquisito sabor.

    Al examen visual se demuestra limpio e intenso rellenando los requisitos que se exigen del análisis visivo del destilado. Las tonalidades de las cualidades cromáticas dejan aflorar un color dorado con reflejos ámbar.

    Al examen olfativo es una nariz donde los olores son limpios y netos. En el momento en que se reciben los aromas se destacan el leño, la miel, la fruta acaramelada, la vainilla y el caramelo.

    Al examen gustativo demuestra ser un destilado de calidad. La buena armonía gustativa, que se forma gracias a un equilibrio de boca dado por la sensación de calor debida al porcentaje alcohólico del destilado que se manifiesta bajo forma de una liviana anestesia de la lengua y por las nubes de aromas que se liberan en el paladar, deja un cierre con tanto gusto a madera. Este ron se presta amablemente al paladar femenino por su característica de aterciopelado al paladar.

    Al examen retro-olfativo es un destilado que demuestra su buena factura afirmándose como un destilado de buen nivel cualitativo. Cuando entra en contacto con el paladar, el destilado se abre notablemente, como suele hacer un buen producto como éste, y las sensaciones retro-olfativas corresponden perfectamente a lo que se había notado a la nariz (leño, miel, fruta acaramelada, vainilla y caramelo), inclusive se recibe un toque de yerba mojada.

    OPINIÓN PERSONAL: los olores son finos y más que suficientes para determinar la buena calidad del destilado. En otras palabras, se trata de un destilado que te transmite el ritmo blando de la vida de América Central y al mismo tiempo subraya sus altos valores de ron caribeño. Su persistencia (32 segundos) es medianamente alta y por lo tanto en el promedio de un buen destilado. Debido a su dulzura, a su sensación de madera y a su armonía de boca, este ron corresponde a las características requeridas por esta tipología de destilado. El cierre deja una interesante sensación placenteramente y livianamente amarguilla formada por un leño que acompaña y casi quiere dominar la miel para finalmente alcanzar un magnífico equilibrio de boca y retro-olfativo. Por ende, el cierre bastante amaderado se combina con el chocolate dulce con almendras; las dos persistencia gustativas (destilado y chocolate) se llevan muy bien como tiempo de permanencia en el paladar, de manera que se puede definir esta combinación como una combinación en línea recta, o sea un balance perfecto. De verdad un ron de los más amables y muy generoso.


Dejar un comentario

*