// Suscríbete al Club vía: RSS | Facebook | Twitter

El Vino y La Salud

agosto 11th, 2009 Publicado en Artículos, Dr. Felipe Lozano Imprimir este Artículo

vino_y_saludDesde que el hombre descubrió el vino, se puede apreciar la importancia que este producto, que Dios nos ha puesto en la naturaleza, ha tenido en todos los ámbitos de la vida del hombre. Si analizamos a través de la historia como el vino ha formado parte de la vida del hombre hasta hoy en día, podemos darle la importancia de su existencia. El Génesis relata que el Arca de Noé se detuvo en el Monte Ararat y que Noé, comenzó a labrar la tierra y plantó la viña. Bebió su vino y se embriagó.
Los Persas a quienes muchos atribuyen la importancia del desarrollo de las vides, lo hacen participe en sus festejos, ofrendas sacrifico y lo más interesante en un elemento para la salud. Los Griegos, quienes estudian en profundidad  con las posibilidades para ese entonces, cuando Hipócrates, lo integra a la lista de pociones, tinturas, jarabes, dándole el valor de medicamento, se utilizó como digestivo, reconstituyente, calmante, somnífero, antiséptico y son ellos quienes integran al vino a la divinidad mitológica representada por Dionisio. Luego los Romanos lo hacen con el dios Baco y es cuando el Vino se convierte en una bebida mítica, religiosa, aristócrata o popular con una marcada participación en el marco cultural de todos los pueblos.
El Vino ha sido y seguirá siendo un gran alimento. Así lo concluyó la OMS al determinar que su composición esta conformada por todos los elementos naturales que se corresponden con la definición de un alimento.
Hoy en día se reconoce los efectos terapéuticos del vino. Numerosas universidades han creado grupos de estudio para la investigación de las cantidades de componentes que contiene el Vino.
vino_y_salud2En esta series de investigaciones se ha logrado determinar que los efectos sobre el organismo son muy amplios, entre ellos podemos citar los más importantes: antioxidante, disminuyen la aparición de la ateroesclerosis, de enfermedades degenerativas como el Alzheimer, disminución de la enfermedad arterial crónica previniendo el infarto al miocardio, mejora el colesterol tipo HDL, contiene cantidades importantes de minerales, previene la aparición de enfermedades de la vista como la degeneración macular.
Entre estos componentes, los fenólicos son los más renombrados, polifenoles o flavonoides que les atribuyen un poder en la prevención de la formación de las placas ateromatosas. Hoy en día se estudia el efecto anticancerígeno que tiene un polifenol que es el Resveratrol, éste a través de su transformación en el hígado produce una sustancia llamada Piceatannol, al cual se le han descubierto efectos antileucémicos.
Se puede afirmar que el Vino tiene un potencial terapéutico real pero débil, agregando que este potencial no existe en un vino privado de alcohol, pues éste juega un papel primordial en la solubilidad de los fenoles.
Es por ello que podemos afirmar que, el consumo de vino de manera moderada, dos o tres copas diarias en las comidas, no puede ocasionar ningún malestar al organismo, más aún cuando su efecto preventivo liderizados por los polifenoles, se acompaña con el efecto hedónico y antiestrés.

Dejar un comentario

*