// Suscríbete al Club vía: RSS | Facebook | Twitter

Vinos de Nuevas Latitudes

Vinos de Nuevas LatitudesEs bien conocido que los vinos se comenzaron a producir en Europa, principalmente entre los paralelos 30 y 50 del hemisferio norte, zona conocida como el Viejo Mundo. Después de los descubrimientos de América, África y Oceanía, los vinos del Nuevo Mundo se comenzaron a producir, no solo entre los citados paralelos del hemisferio norte, sino entre los paralelos 30 y 50 del hemisferio sur.
De una reciente creación nacen los vinos de Nuevas Latitudes. Desafiando la tradición, se comienzan a producir vinos entre los paralelos 30 del norte y sur, es decir, en las zona tropical del planeta.
Entre las novedades que encontramos en estas zonas de producción, está el hecho de que como no tienen 4 estaciones, se pueden producir 2 cosechas al año. Esto suena interesante por el hecho de que el terreno duplica su capacidad de producción anual, sin embargo, genera una nueva serie de retos ya que se duplica el trabajo en la viña y la bodega.
Por otra parte el viñedo presenta retos adicionales en cuanto al manejo de la viticultura por condiciones de temperatura, pluviometría, insolación, etc. Viéndose en la necesidad de inventar nuevas técnicas de siembra y cultivo de la vid. Por ejemplo, el manejo de la poda es de importantísima relevancia ya que permite generar dos cosechas al año regulando los ciclos vegetales de la vid.
En estos climas tropicales la amplitud térmica, necesaria para la obtención de una uva de calidad, hace que los productores busquen terrenos de cierta altitud sobre el nivel del mar que permitan que en las noches el viñedo se refresque de las altas temperaturas del día.
Tailandia 1Además de Tailandia, que es donde se acuño el término “Vinos de Nuevas Latitudes” encontramos algunos otros países productores de vinos en latitudes no convencionales para la producción de estos entre los que encontramos: Bolivia, Dinamarca, Ecuador, Etiopía, Indonesia, Madagascar, Perú, Tanzania, Venezuela, Vietnam, entre otros.
Otro reto es que uno de los efectos colaterales de la fermentación es que produce calor, y en los países que tradicionalmente producen vino, cosechan prácticamente en otoño, donde las temperaturas más frescas ayudan a disipar este calor. En países tropicales, necesariamente, hay que eliminar este calor extra con refrigeración artificial lo que genera equipos especiales para estos fines.
Igualmente el añejamiento que en muchas bodegas tradicionales se realiza en recintos naturales, bajo tierra, que ayudan a mantener el vino en temperaturas entre 10 y 14 grados, en los vinos de nuevas latitudes, se requiere de una inversión importante para climatizar los cuartos de añejamiento, tanto en barrica como en botella.
Por último, el calentamiento global está haciendo que zonas por encima del paralelo 50 del hemisferio norte, comiencen a incursionar en la producción de vinos es el caso de países como Irlanda y Reino Unido. Sin embargo, aunque en la práctica se está produciendo vino en nuevas latitudes fuera de los paralelos tradicionales, lo que en realidad ha hecho el calentamiento global, es que esas latitudes tangan ahora condiciones climáticas similares a las de las zonas tradicionales de producción, Ej. Cuatro estaciones. Por lo que no comparte los problemas de las zonas tropicales de producción de vinos.

Con esto, creo que se abre un espacio adicional al mapa mundial de los vinos:
1. Viejo Mundo.
2. Nuevo Mundo.
3. Nuevas Latitudes.

En futuras entregas estaremos hablando de esos países que producen Vinos de Nuevas Latitudes.

FOTO: caxigalinas.blogspot.com / bluelivingideas.com / www.clubplaneta.com.mx

Dejar un comentario

*