// Suscríbete al Club vía: RSS | Facebook | Twitter

Merkel pidió que se sirviera un vino argentino en la cena del G20

julio 11th, 2017 Publicado en Artículos, Noticias Imprimir este Artículo

Luigi Bosca DOCHamburgo (corresponsal).- Cuando la canciller alemana Ángela Merkel quiere relajarse tras una larga y difícil cumbre en Bruselas, muchos la han visto en el bar de su hotel con una copa de vino blanco alemán. Pero en su visita reciente a Buenos Aires descubrió otro sabor: el Malbec.

En la cumbre del G20 y cuando Argentina va a heredar la presidencia de Alemania, la canciller hizo otro gesto hacia el país y al gobierno de Mauricio Macri tras su tour oficial latinoamericano. Para la comida de gala de esta noche, Merkel pidió que se sirviera el vino argentino Luigi Bosca, selección Malbec.

Angela Merkel pidió un Luigi Bosca para la cena de esta noche en el G20.

Así fue como se consiguieron 42 botellas del prestigioso vino argentino para ofrecer en la cena de todos los líderes y sus delegaciones el viernes por la noche, en uno de los edificios más futuristas de Hamburgo.

Allí los lideres están presentes con sus esposas y posarán en otra foto de familia para la prensa. Aunque esta cumbre tiene ciertas particularidades. Los protagonistas que acompañan a los líderes son Primeras Damas y Primeros Caballeros.

El profesor Joaquim Sauer, científico, discretísimo marido de Ángela Merkel y académico de la Universidad de Humboldt en Berlín, está llevando adelante el programa “esposas y esposos” en esta reunión, donde el género es muy importante. Cuando el cambio climático divide el G20 y el presidente Donald Trump se ha retirado del acuerdo de París, el profesor Sauer eligió llevar a Melania e Ivanka Trump, esposa e hija del presidente norteamericano, y a los demás esposos y esposas al German Climate Computing Center, un laboratorio que crea, proyecta, y refleja los efectos que el cambio climático genera en el mundo y sus consecuencias.

Luego llevó a todo el grupo en un crucero por el río Elba y a una visita turística a Hamburgo, el segundo puerto más importante de Europa, con muy buenos museos y 54 hospitales de excelencia. Esta vez no está solo. Lo acompaña Sindre Sines, el marido de la primera ministra noruega Erna Solberg, que participa en la Cumbre.

Una respuesta a “Merkel pidió que se sirviera un vino argentino en la cena del G20”

  1. jesus alvarez Dice:

    Siempre he sido creyente de los buenos vinos y buenos momentos,su combinación enaltecen las culturas y los encuentros. Bravo y salud a Angela Merkel, el vino es universal y su reconocimiento merece respeto.


Dejar un comentario

*