// Suscríbete al Club vía: RSS | Facebook | Twitter

Los vinos de Malta encuentran su lugar por mérito propio

Malta-Press-10Los vinos de este pequeño archipiélago, formado por tres islas (Malta, Gozo, Comino) que se sitúan en el medio del mar Mediterráneo directamente al sur de Sicilia, no  parecen ser bien conocidos por los aficionados en general y tampoco por muchos interesados en degustar aquellos que por su poca producción y/o limitada distribución son difíciles de conseguir.

Con una superficie de 316 km² y 420 mil habitantes, la República de Malta es uno de los países más pequeños del mundo. Debido a su situación estratégica entre Europa y África, a lo largo de su historia milenaria sus tierras y puertos han sido disputados por varios imperios hasta 1964 cuando obtuvo la independencia del Reino Unido (desde 2004 forma parte de la Unión Europea). En las últimas décadas estas islas se han convertido en un destino turístico cada vez más codiciado por los visitantes extranjeros en busca de descubrir alternativas para vacacionar. Entre sus atracciones destacan ante todo las condiciones particulares para disfrutar tanto el sol y las olas como los monumentos y los eventos de gran tradición (en 2016 el país superó los 2 millones de turistas en gran parte de cruceros).

Malta-Press-4La gastronomía maltesa es mediterránea particular, resultado de la relación entre las prácticas culinarias de la gente local y los invasores que dejaron huella de su paso en los hábitos alimentarios también. Siendo el clima caracterizado por inviernos suaves y veranos secos, así como lluvias irregulares durante todo el año, la cocina está basada en la temporada del año y se considera tradicional en la elaboración y selecta en cuanto a los ingredientes. Este tipo de comida no está completa si no va habitualmente acompañada de un vino que preferiblemente debe ser local (según datos estadísticos nacionales, la bebida más consumida por sus habitantes es el vino).

Las primeras influencias de la vitivinicultura en Malta pueden seguirse hasta la época romana, sin embargo, en los tiempos posteriores ésta no ha jugado un papel importante en la actividad agropecuaria. El nuevo capítulo en su historia se ha abierto a principios del siglo pasado cuando la devastación de la epidemia de filoxera provocó la necesidad de llevar a cabo nuevas plantaciones de viñedo de variedades nobles. En aquel tiempo los vinos locales han sido producidos a base de la cosecha propia y también de uva comprada a granjeros italianos. La calidad de éstos no ha sido alta, debido ante todo al nivel tecnológico de aquel entonces, y se ha vendido casi exclusivamente en el mercado interno. Los cambios importantes en el sector vitivinícola nacional se dieron después de la adhesión a la Unión Europea que hizo posible el acceso a los fondos para modernizar el cultivo de los viñedos y la elaboración del vino.

Malta-Press-8En la actualidad, la superficie de viñedo cubre unas 600 hectáreas y la producción de vino anual llega a ser alrededor de 25.000 hectolitros. Durante mucho tiempo las variedades altamente valoradas por los viñateros han sido la blanca Girgentina y la tinta Gellewza que se consideran autóctonas (a pesar de que hay versiones encontradas sobre su origen, incluyendo algunas según las cuales ambas provienen de tierras italianas).

Las plantas de vid de la Girgentina son vigorosas, tienen racimos grandes y bayas de color verdoso que maduran tarde. En su gran mayoría producen vino de color amarillo pajizo y de cuerpo ligero que de paso es suave en boca. Presenta nariz de intensidad mediana con notas florales. El paladar es bien fresco con acidez moderada y de concentrados sabores a cítricos con ligero toque de mineralidad. Por lo general, se los embotella después de la fermentación alcohólica y solo muy pocos pasan un tiempo en barricas de roble.

La Gellewza es de porte erguido. La vid brota temprano y madura tarde. Tiene racimos grandes y medio compactos. Las bayas son grandes de forma esférica y con senos laterales pronunciados.  Dan vino de color rojo rubí granate con ligeros reflejos violetas y de cuerpo medio. En nariz predominan las frutas rojas frescas con toques de especias. En boca es intenso persistente y presenta taninos suaves que le otorga redondez. La corta crianza le aporta mayor complejidad aromática.

Malta-Press-2Además de estas variedades tradicionales, los pequeños productores de uva – cuyo número sobrepasa los trecientos y están agrupados en una organización gremial –  están optando paulatinamente por cultivar en mayores volúmenes las universales (Chardonnay, Chenin Blanc, Sauvignon Blanc, Trebbiano, Vermentino ; Garnacha, Merlot, Syrah, Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon, Sangiovese, Syrah, Tempranillo) con el fin de satisfacer la creciente demanda de las bodegas por mejor materia prima para elaborar vinos de alta calidad.

De las menos de una decena de bodegas que produce vinos en Malta, solo dos cuentan con una trayectoria centenaria.

La más antigua es la Delicata que ha sido fundada en 1907 y opera en La Valeta, la capital del país. La uva para vinificación es abastecida por 380 pequeños productores contratados que cultivan unas 200 hectáreas de viñedo. En estos se trabaja con 11 variedades (6 blancas, 5 tintas) a partir de las cuales se elabora 43 diferentes vinos que son comercializados bajo varias etiquetas. La bodega dispone de cavas de crianza, construidas en el siglo XVII, donde los vinos se dejan añejar en barricas francesas y americanas. Aquellos de la alta gama son valorados también en concursos internacionales donde han obtenido más de un centenar de medallas durante las últimas dos décadas. Algunos de éstos son, por ejemplo, el Gran Cavalier Merlot 2014 al que en 2016  ha sido otorgado una de oro en el Challenge International du Vin (Burdeos) y el Grand Cavalier Chardonnay 2016 que en el presente ha ganado también una de oro en el mismo certamen.

Malta-Press-11La otra es la Marsovin que se fundó en 1919 (como A&G Cassar) y se ubica en la cercanía de la anterior de mayor antigüedad. Sus vinos son elaborados con uvas provenientes de viñedos propios (20 hectáreas) y también de aquellos (125 hectáreas) en manos de pequeños productores.   Su composición varietal muestra que las variedades predominantes son las universales (6 blancas, 4 tintas) y que las dos autóctonas pierden importancia frente a éstas. La gama de productos es amplia desde los vinos jóvenes que se sirven en las clásicas tabernas locales hasta los que han sido tratados con distintos sistemas de crianza en madera (22 tintos, 17 blancos, 3 rosados, 1 espumoso, 1 cosecha tardía).  El ícono Grand Maitre (50% Cabernet Sauvignon, 50% Cabernet Franc) es dedicado a los Grandes Maestros de la Orden Soberana de Malta. La uva para su añada de 2014 viene de un solo pago de suelo alcalino. El vino ha reposado durante 14 meses en barricas nuevas de roble francés (alcohol: 13,0%, acidez: 6 g/l).

Entre las relativamente nuevas bodegas está la Meridiana que promete convertirse en clásica. Se ha fundado hace tres décadas, sin embargo, las primeras plantaciones han sido realizadas solo varios años más tarde. Dispone de 17 hectáreas de viñedo propio, en el pleno centro de la isla principal, y en éstas se cultivan solo 4 variedades (Chardonnay, Cabernet Sauvignon y Merlot, Syrah). La producción de vinos (5 tintos, 4 blancos, 1 rosado) ronda las 140 mil botellas anuales. Estos, como el Isis (Chardonnay) y el Celsius (Cabernet Sauvignon) vienen acumulando importantes reconocimientos en revistas internacionales también.

Otras bodegas que afianzan su presencia en el mercado local: Ta’Mena, Montekristo, Camilleri y Tal-Massar.

En cuanto a la comida típica de Malta, si bien el país es rodeado de mar, la mayoría de las consumidas diariamente por la gente local se prepara con carne. El plato por antonomasia es el stuffat tal-fenek que es un estofado de conejo acompañado de papas cocidas (de acuerdo a recetas, se debe trocear y adobar la carne y cocinarla a fuego lento. Se la guisa según costumbre de cada hogar o restaurante).  Esto va acompañado bien de un vino tinto elegido específicamente de la oferta nacional.

 

Fotos: cortesía de la MALTA TOURISM AUTHORITY © (http://www.visitmalta.com)

 

Dr. József Kosárka

15.07.2017  ©

Dejar un comentario

*