// Suscríbete al Club vía: RSS | Facebook | Twitter

Espumantes húngaros: novedades se suman a los clásicos

Espumantes hungaros 1En el libro “El espumante” del afamado periodista especializado en vino, Miklós Niszkács recién publicado en Hungría, se menciona que el Conde István Széchenyi, una de las más destacadas figuras de la época de reformas de este país centroeuropeo, en 1822 visitó a Moët & Chandon, y su encuentro con un verdadero “champagne” ha contribuido al avance del conocimiento sobre su producción en el territorio nacional.

La primera casa de champan húngara ha sido fundada en 1825 en la ciudad de Pozsony – que hoy día pertenece a Eslovaquia y se llama Bratislava – y desde aquel entonces esta bebida burbujeante no deja de cosechar éxitos deleitando el paladar más exigente dentro y fuera de las fronteras húngaras.
Espumantes hungaros 2La de mayor tradición en el actual territorio del país es la Torley que ha sido creada en 1882 por un joven empresario del mismo apellido. En años anteriores él ha viajado por la región de Champagne y posteriormente ha encontrado en los alrededores de la capital húngara un terreno ideal para el cultivo de uva a ser destinada a la elaboración de espumantes y una red de cavas subterráneas aptas para acondicionarlas debidamente para el adecuado reposo de las botellas. En menos de dos décadas a ésta ha sido otorgado el título del “Proveedor de la Corte Imperial y Real de Austria y Hungría” y para principios del siglo pasado su producción anual ha sobrepasado la cantidad de un millón de botellas. Después de la Segunda Guerra Mundial se la ha nacionalizado y en los noventa se ha privatizado por una empresa alemana que luego también ha adquirido varias otras del país. En la actualidad procesa uva proveniente de unas 800 hectáreas de viñedos propios y de otras 1.500 hectáreas cultivadas por otros propietarios. Tiene una producción anual en torno a las 6 millones de botellas. (El producto ícono es el Torley Brut Nature Chardonnay Méthode Traditionnelle). La participación de sus productos en el mercado local alcanza el 65 % y se exporta el 32% del total (Como curiosidad, vale la pena mencionar que la cofradía Chevaliers Torley, que se fundó en 1987, fue la primera de champán/espumante del mundo.)
Espumantes hungaros 3Durante el último tiempo, varias bodegas de la afamada región de Tokaj lanzaron espumantes elaborados a partir de las variedades clásicas de la región que son frutos de perfecta combinación entre éstas capaces de actuaciones protagónicas y el auténtico carácter de un terruño único. Se los elabora con el método tradicional y en la mayoría de los casos se utiliza como materia prima dominante la Furmint que les da una delicada y chispeante frescura así como acidez firme y carga aromática con toques minerales. Éstos sorprenden con su vitalidad potenciada por gran harmonía y finas burbujas que pueden saciar al aficionado que implora por algo diferente. Especial atención merece el Tokaji Méthode Traditionnelle (Furmint 60%, Harslevelu 40%) de la Chateau Dereszla que se ha fundado en 1992 en el pueblito de Bodrogkisfalud y hoy día tiene unas 60 hectáreas de viñedos (propios y contratados). Después de haber elaborado por primera vez un espumante en 2009 que no se ha comercializado, la cantidad de la añada de 2011 ha alanzado las 17 mil botellas. Este volumen representa solo una mínima parte de la producción total de vinos (unas 350 mil botellas al año) pero crecerá a mayor ritmo próximamente debido a la inauguración de una nueva planta de arquitectura llamativa, que domina el paisaje de las colinas circundantes.
Espumantes hungaros 4El Gold Brut Traditional Method de la Frittmann en muy poco tiempo se ha convertido en un producto estrella del mercado local. Se lo elabora a partir de la variedad Ezerjó que es una blanca autóctona que se caracteriza por maduración temprana y da vinos frescos con viva acidez. Esta bodega que se encuentra en Soldvadkert, ha iniciado su exitoso camino en 1987 con la filosofía de transmitir todas las virtudes del terruño a vinos de alta calidad a través de su esmerada elaboración y aumentando así la popularidad de la región de menor renombre. (Vea en esta página: Las bodegas que dan prueba de excelencia en la Gran Llanura Húngara, 09.09.2014). Los esfuerzos y los logros han sido reconocidos con el título “Productor del Año” otorgado al propietario en 2007 y con la distinción “Mejor Bodega del Año” conseguida en 2015. Actualmente cuenta con 50 hectáreas de viñedos propios y adquiere uvas provenientes de otras 70 hectáreas que están bajo la supervisión de sus profesionales. La producción media total anual es alrededor de 500 mil botellas. La materia prima de este espumante lanzado al mercado a principios del presente es de la añada de 2013 del cual se ha producido sólo 4 mil botellas. Se elabora también dos vinos de aguja (un blanco a partir de las Ezerjó e Irsai Olivér y un rosado a partir de la Kékfrankos) que muestran buena carga frutal y notable frescura.
Espumantes hungaros 5El Pinot Noir Rosé 2013 de la Tibor Gál recién está dando sus primeros pasos en el mercado interno. En este caso se trata de una bodega situada en la región de Eger cuya trayectoria del último decenio ha involucrado varias dificultades relacionadas con el fallecimiento de su fundador a quien se debe el nombre. Después de esta gran pérdida los miembros de la familia no escatimaron ni esfuerzo ni tiempo para llevar adelante toda la experiencia y al incluir en 2011 a dos socios externos en un proceso de reestructuración se ha logrado reencarrilar la gestión en la senda rumbo a un buen posicionamiento competitivo en los mercados interno y externo. El actual encargado de la producción es el hijo del fundador cuya labor tanto en el viñedo de 40 hectáreas como en la vinificación es ayudada por una de las hijas. La producción anual es de 150 mil botellas y la gama de productos incluye solo 13 vinos (3 blancos, 9 tintos, 1 espumante) siendo la Pinot Noir predilecta que en los mejores pagos puede presentar la máxima expresión varietal. (Vea en esta página: La región de Eger brilla con estilo propio en el universo vinícola, 26.06.2011).
A nivel mundial el mercado de los espumantes se encuentra en crecimiento registrando un aumento del 40% en la década pasada. Últimamente la diversificación de la producción ha cobrado mayor auge, pues hace diez años el 74% de la de éstos ha provenido de cuatro países (Francia, Italia, Alemania y España) cuyo aporte hoy día ronda solo el 60% debido a que varios otros han adquirido mayor importancia. En cuanto a las exportaciones, Francia sigue siendo el líder con alrededor del 50% de las totales en valor.
Fotos: borrend.hu, tokajiborlovagrend.hu, elitbor.hu, mindenamieger.hu, helyitipp.hu
Dr. József Kosárka
04.12.2015 ©

Dejar un comentario

*