// Suscríbete al Club vía: RSS | Facebook | Twitter

En Japón crece la producción de vino

En Japón crece la producción de vinoSi alguien afirma que en Japón la producción de vino tiene largos siglos de tradición, no se equivoca porque en el idioma de su gente la bebida nacional  se llama “nihonshu” lo que significa “vino japonés” que designa al sake pese a que su proceso de elaboración se parece mucho más al de la cerveza (se utiliza agua de manantial en la que se cuece y fermenta el arroz tras su sacarificación con el hongo “koji” que también es ingrediente, por ejemplo, de la producción de la salsa de soya. Las proporciones son de un 80% de agua y un 20% de arroz. El agua es objeto de una legislación específica sobre su origen geográfico y su pureza y existen unos cincuenta tipos de arroz seleccionados para tales fines).

En cuanto a la elaboración de vinos a partir de uvas, ésta también tiene una tradición anclada en la historia japonesa pero hasta hace algunos decenios el sistema productivo del país de esta bebida estaba constituido a responder sólo a las necesidades básicas del consumo interno. Según versiones de documentos religiosos, el origen del cultivo de la vid en este país se remonta a varios siglos atrás cuando los monjes budistas lo propagaron por ciertas regiones y fueron ellos quienes seleccionaron una variedad blanca que mejor se ha adaptado a las condiciones de clima y suelo locales. Esta es la Koshu que durante mucho tiempo ha sido destinada ante todo al consumo en fresco y solo últimamente se la está tomando con mayor seriedad para vinificación también.

En Japón crece la producción de vino 2Según afirmaciones respaldadas científicamente, esta variedad tiene su origen en la región caucasiana de donde  ha  llegado al imperio del sol naciente por la Ruta de la Seda en Asia Central presumiblemente alrededor de mil años atrás. Su papel en la producción de vinos locales empezó a fortalecerse hace apenas medio siglo cuando científicos y productores – apoyados por sus colegas franceses – se unieron para investigar las posibilidades de vinificarla – sin aplicar las  técnicas de añadir azúcar -con el fin de lograr unos secos que agradan el paladar.

Ampelográficamente, sus racimos tienen tamaño medio y son relativamente compactos con uvas grandes de piel gruesa que adquiere un tono rosado claro cuando madura. Hace unos dos decenios la selección clonal ha dado buenos resultados al escoger los materiales YU-1 y ME que presentan grados de azúcar en el mosto (Brix) entre 18,0º a 19,4º y 18,2º a 20,5º y de acidez (gr/l) entre 5,8 a 8,9 y 4,4 a 7,6 respectivamente. En cuanto a la conducción del viñedo, generalmente se utiliza el emparrado (que “está formado por unos soportes fijos sobre los cuales se desarrolla la arquitectura de la planta, de forma que los sarmientos puedan crecer suficientemente ordenados y separados para facilitar la aireación y la insolación”). Las características más distintivas del vino elaborado a partir de ella – además del bajo grado alcohólico – son el aspecto de tonalidades pálidas, los aromas refrescantes de cítricos y una acidez justa.

En Japón crece la producción de vino 1En la actualidad, en Japón la Koshu crece en unas 500 hectáreas de viñedo cuya gran mayoría (90%) se ubica en las laderas del Monte Fuji pertenecientes administrativamente a la prefectura de Yamanashi que es responsable de alrededor de un 40 % de todo el vino que se produce en el territorio nacional. En estas tierras de suelos volcánicos de un buen drenaje los largos días calurosos y noches frescas son factores favorables para el cultivo de la vid, con temperatura media anual de 6,4°C y precipitación pluvial de 1827 mm en promedio al año.

El considerable mejoramiento de la calidad de esta variedad y del vino producido a base de ella fue el motivo estimulante de los bodegueros de Yamanashi para la conformación en 2009 de la organización KOJ (Koshu de Japon) con el fin de “promover y mejorar la calidad de Koshu y de qué a través de los esfuerzos siga logrando reconocimiento en los mercados internacionales”. En el año siguiente se han presentado en un evento (KOJ Annual Trade Tasting) en Londres que desde aquel entonces viene celebrándose anualmente. En la edición del presente 11 bodegas han ofrecido 22 vinos (valores/min-max: alcohol 10,5% a 12,0%, acidez 5,8 g/l a 7,3 g/l, azúcar residual 1,0 g/l a 3,0 g/l,  pH 3,1 a 3,6) difundiendo así información de primera mano que ayuda a ampliar los conocimientos del consumidor curioso en torno a estos vinos que merecen mayor atención.

En Japón crece la producción de vino 5En Japón la superficie de tierra plantada con vides es de unas 23 mil hectáreas y la cosecha media anual es de unos 250 mil toneladas de uva.  La gran mayoría (90%) de este volumen se destina para consumirla en fresco. Sin embargo, la producción anual (2014) de vino en el país es de 1,2 millones de hectolitros (un 30% mayor que hace 5 años) que se explica por el respectivo reglamento vigente según el cual un vino se considera como  “japonés” si en ello la participación de origen nacional llega al  5% como mínimo, es decir, se puede emplear  materia prima – mosto, mosto concentrado, vino a granel –  introducida del extranjero. En el año pasado  la importación ha representado los 2/3 de la materia prima utilizada para la  producción nacional. (Noticia de último minuto: la autoridad competente está preparando una modificación  para que los vinos etiquetados como  japoneses deban ser producidos totalmente a partir de uvas cosechadas en el país. Posteriormente, en la etiqueta frontal de la botella de aquellos vinos que se producirán con la utilización de materia prima importada habrá que especificarla.)

En Japón crece la producción de vino 3Además de la Koshu, las otras variedades principales cultivadas en los viñedos japoneses son algunas que se consideran nativas (Ryugan; Muscat Bailey-A, Black Queen, Yama Budo) y también varias  de renombre universal  (Chardonnay, Riesling, Semillon; Merlot, Cabernet Sauvignon, Pinot Noir).  La mayoría de los vinos a granel importados proviene de los Estados Unidos, Chile y Francia.

Hoy día Japón cuenta con unas 200 bodegas y un 45% de ellas elabora vinos exclusivamente a partir de uvas de origen local. La participación de las bodegas pertenecientes a grandes empresas productoras y distribuidoras de bebidas (Kirin, Suntory, Sapporo) alcanza el 50% de la total.

En Japón crece la producción de vino 6Una de ellas que goza de considerable fama es la Château Mercian (Kirin) que ha sido fundada en 1970 y es líder en el mercado nacional con un 30% de  participación. Sus plantaciones propias de unas 22 hectáreas de superfície se encuentran en las prefecturas de Nagano y Yamanashi en las cuales se cultiva 8 variedades (Koshu, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Riesling; Muscat Bailey A, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah). Su gama de productos consta de 35 vinos de 5 categorías de calidad: 9 de ellos se ubican en las  dos más altas (Private Reserve Series, Mariko Vineyard Series) que son elaborados a partir de la Koshu (1)  y de las Chardonnay, Sauvignon Blanc, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah (8). En las más bajas la Koshu  y la Muscat-Baily-A se utilizan para la elaboración de 6 y 6 vinos respectivamente. Hace poco la bodega comunicó que duplicaría la superficie de sus viñedos para satisfacer la creciente demanda interior de vino. Al respecto, cabe señalar que en Japón  “resulta cada vez más claro que el vino ha dejado de ser una novedad, pasando a formar parte de la cultura de la sociedad japonesa …y continúa beneficiándose por la pérdida de popularidad de bebidas tradicionales como el sake y la cerveza”.

Fotos: nowtravelasia.com, moippai.com, terrada.co.jp, yamanashi-budou.com, pref.yamanashi.jp

Dr. József Kosárka

16.09.2015 ©

3 Respuestas a “En Japón crece la producción de vino”

  1. MIGUEL GUZMAN PEREDO Dice:

    EXCELENTE ARTCULO (Y MUY BIEN DOCUMENTADO) DE MI DILECTO AMIGO EL DR.JOZSEF KOSARKA, A QUIEN ENVIO AFECTUOSOS SALUDOS.


  2. Lilliana Montero Dice:

    Hola: muy interesante ver cómo países que antes no cumplían con las condiciones para el cultivo de la uva y la producción del vino , ahora se aventuran y logran resultados. Muchas gracias por transmitirnos ese conocimiento que me despierta la necesidad de solicitar información sobre algunos aspectos que se mencionan en el artículo: acidez y ph, sería muy interesante un artículo relacionado con estos factores que sin duda también juegan un papel importante en la calidad, aromas y sabores de los vinos. Saludos!!


  3. Gonzalo Machado Dice:

    EXCELENTE ARTICULO QUE INCREMENTA NUESTRA CULTURA GENERAL JUAN CARLOS, OJALA PODAMOS TENER EL PLACER DE CATAR ALGUN DIA, ESE CALDO JAPONES…!!!
    CORDIAL SALUDO


Dejar un comentario

*