// Suscríbete al Club vía: RSS | Facebook | Twitter

Montenegro ambiciona llamar la atención sobre sus vinos

Montenegro Sveti StefanDurante largos decenios el sector vitivinícola internacional se ha caracterizado por la dominación de un grupo reducido de países que viene concentrando gran parte de la superficie cultivada de viñedos y la elaboración de vinos, sin embargo, últimamente están apareciendo en la escena mundial un conjunto variado de nuevos actores, poco conocidos anteriormente, que paso a paso no solo se consolidan en este sector sino también pretenden entrar por la “puerta grande” al mercado globalizado. A éstos se podría llamar como “nuevos productores de vino emergentes” porque su respectiva industria aún no alcanza el estatus de altamente desarrollada pero muestra avances considerables rumbo a que su oferta resulte atractiva por lo menos para un determinado segmento de consumidores curiosos ávidos de novedades interesantes.

Montenegro vinedoUno de ellos es el joven Montenegro situado en la Península Balcánica que apenas hace un poco menos de una década se emancipó de Serbia recuperando así la independencia que perdió tras la Primera Guerra Mundial que marcó el fin de la monarquía (Kraljevina Crne Gore). Posteriormente pasó a formar parte de la Yugoslavia nacida en aquel entonces y permaneció en esta federación hasta su disgregación. Luego, al unirse con Serbia, fue parte del nuevo país yugoslavo.

Su historia es la propia de otros países de su región que estuvieron bajo el dominio de imperios (bizantino, romano, otomano) y gozaron solo breves periodos de autonomía estatal. Sin embargo, la peculiaridad montenegrina consistió en que estas dominaciones no fueron totales, sino que el país logró mantener su identidad y a veces una parcial soberanía gracias a las continuas luchas por defenderse de las intromisiones externas.

Montenegro vranacEste país (superficie: 13.812 km², población: 650.000, capital: Podgorica) que está bordeado por cuatro vecinos (Serbia, Kosovo, Bosnia y Herzegovina, Albania) y el Mar Adriático se caracteriza por un relieve pronunciadamente montañoso que alcanza su culminación en el pico Bobotov Kuk con 2.523 metros. Cuenta con muy pocas zonas planas que se localizan en las llanuras de los ríos y por la costa. Su río principal es el Tara que corre por el cañón más profundo (1.300 metros) del viejo continente. En la parte litoral predomina el clima mediterráneo y en el resto se da el continental con cálidos veranos prolongados e cortos inviernos húmedos. La vegetación es mayoritariamente boscosa con una gran variedad de robles caducifolios. En la costa el suelo es formado de “terra rossa” (arcilloso) y en las montañas son básicamente de tipo pardo (rico en humus). La gran mayoría de las fértiles tierras arables se encuentran a lo largo de los valles fluviales cuya superficie total representa un 38% del territorio nacional.

Montenegro cavaLa vitivinicultura ha recorrido un largo camino que se manifiesta en varias evidencias arqueológicas, testimoniando la influencia griega y romana en su práctica tanto en la costa como en tierra adentro. En ella son igualmente protagonistas los factores naturales y humanos que vienen estableciendo conceptos sobre el manejo del cultivo de la vid y las técnicas para la elaboración de vino que han llegado hasta nuestros días. En la actualidad, en Montenegro se cultiva unas 4,5 mil hectáreas de viñedos que – según la Ley de Vino de 2007 – se encuentran en dos regiones: la Cuenca del Lago Skadar (Crnogorski Basen Skadarskog Jezera) y en la Costa Adriática (Crnokorski Primorski Region). Estas se dividen en ocho sub-regiones (Crmnica, Rijeka, Podgorica, Katun, Bjelopavlici; Boka Kotorska, Grahovo-Nudo, Budva-Bar, Ulcinj). La producción total de uva en los últimos cinco años ha tenido un promedio de 400 mil toneladas anualmente. La cantidad de vinos elaborados a partir de ésta (destinada a la vinificación) oscila entre los 120 a 130 mil hectolitros de promedio anual cuyo 90% proviene de la bodega estatal Plantaze que ha sido fundada en 1963 y desde aquel entonces viene dominando la producción de vino nacional y su exportación (2014: 13 millones de botellas a 30 países). Esta tiene en su propiedad aproximadamente 55% de las plantaciones de uva del país en las cuales – como en el caso de los viñedos de las bodegas privadas – se cultiva mayoritariamente la variedad Vranac que es considerada como originaria de este país. Según investigaciones genéticas esta uva roja muestra cierto parentesco cercano con la italiana Primitivo. La vid es vigorosa, los racimos son grandes y las bayas pequeñas. Da vinos profundamente oscuros cuya crianza ideal se desarrolla en barrica de roble. Presenta alto contenido polifenólico con un recuento de antocianina alta. La variedad usada dominantemente para la elaboración de blancos es la Krstac, sus racimos se parece a una cruz. Estos son de tamaño mediano y compacto, las bayas tienen piel media-gruesa y color claro. Los vinos elaborados a partir de ellas presentan un bouquet aromático con notas a pera y durazno con moderada acidez y final refrescante. Las otras variedades locales son las rojas Kratosija, Lisicina y Cubrica y las blancas Muskacela, Zizak y Bijela. En cuanto a las uvas más utilizadas mundialmente se cultiva las Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah y las Chardonnay y Sauvignon Blanc, entre otras.

Montenegro kotorAunque unos 430 pequeños propietarios posean 45% de la superficie plantada de uva, solo aproximadamente un 10% del total de la producción de vino del país es elaborado por ellos. Esto se explica no solo por el limitado número de cepas por hectárea sino también por el uso de la materia prima – casi sin excepción – para hacer brandy casero que es una larga y rica tradición de los montenegrinos. En la gran mayoría de los casos, ellos tienen unas pocas hectáreas de viñedo y solo algunos producen más de 50 hectolitros de vino al año. Se les caracteriza por la aplicación de métodos artesanales heredados de la familia, preservando la identidad del trabajo y su fruto. Al mismo tiempo, crece el número de aquellos que están interesados en mejorar la calidad de sus vinos teniendo en cuenta los recientes desarrollos de esta industria y la cambiante demanda del mercado. Al respecto es una noticia alentadora para ellos que las autoridades gubernamentales están favoreciendo nuevas plantaciones y fomentando un mayor uso de las herramientas tecnológicas modernas.

Montenegro vistaSegún la opinión del autor (Svetozar Savic) del libro bilingüe “111 Types of Wines from Montenegrin Family Wineries” publicado hace poco (Matica Crnagorska, 2013), la que se destaca por su auténtica y consecuente labor para lograr el nivel más alto posible de producción es la Sjekloca que se ubica en la cercanía inmediata del Lago Skadar y tiene apenas 2 hectáreas de viñedo. De ésto un 30% de las cepas son de más de cien años de edad y el rendimiento total se halla alrededor de las 15 toneladas. Trabaja exclusivamente con las dos principales variedades locales bien adaptadas al entorno a partir de las cuales elabora su Crmnicki Vranac y el brandy Sjekloca Lozova Rakija. Recientemente la afamada Jancis Robinson ha elogiado su Rezerva Familije Sjekloca de 2005 por “ser un vino fino de cualquier manera” que comprueba que “la producción a pequeña escala de la Vranac puede dar verdaderamente gran vino”. Algunas de las bodegas privadas que merecen la atención: Buric, Krogovic, Milovic, Radonjic, Vucinic,

Montenegro posterEn Montenegro recorrer las regiones vinícolas es una experiencia única que se permite también disfrutar de la naturaleza que rodea al visitante de forma sencilla y plena. El Parque Nacional Durmitor, que se ha configurado por la acción de los glaciares y surcado por ríos y aguas subterráneas, y en el cual se encuentra un bosque de pinos negros de antigüedad media de cuatrocientos años, pertenece al Patrimonio de la Humanidad. Una de las ciudades de mayor interés de la costa adriática es la fascinante Kotor rodeada por una muralla impresionante en la que uno no se preocupa por perderse en su paseo por sus callejuelas retorcidas. A poca distancia de ahí se alza Sveti Stefan, la antigua aldea de pescadores situada en una península que ha llegado a ser un destino preferido entre muchas celebridades del mundo porque con el transcurso de los años sus espacios han sido reformados interiormente convirtiéndose hoteles modernos y lujosos (mientras las fachadas y los techos de los edificios así como los muros y las calles del lugar han sido conservados tal cual eran en un principio).

Montenegro mapaLa gastronomía de Montenegro está muy influenciada ante todo por las cocinas italiana y turca, y también por las de los países vecinos. En la costa abundan los platos basados en las tradiciones culinarias mediterráneas y en resto del país son más habituales los asados y guisos de carne (cordero, ternera). Como en otros países balcánicos goza de popularidad el cevapi que se prepara a base de carne picada a la brasa y el burek que es un tipo de empanada. A la población local le gusta acompañarlos con sus propios vinos sin importarle demasiado la calidad, no obstante se siente orgulloso por los éxitos internacionales de los finos y mucho más delicados.

Fotos : freeworldmaps.net, discover-montenegro.com, montenegro.travel.com, sljeklocavino.me, montenegrovoyage.com

Dr. József Kosárka ©

15.05.2015

 

Dejar un comentario

*