// Suscríbete al Club vía: RSS | Facebook | Twitter

La región húngara de grandes tintos: Villány

villany-gtLa mayoría de los aficionados del buen vino está muy de acuerdo que uno de los más grandes vinos del mundo es el Tokaji Aszú, y mucho de ellos sabe que los tintos Egri Bikavér se exporta en gran cantidades a varios países. Los expertos del tema bien formados, están también enterados que en Hungría los vinos blancos representan casi dos tercera parte de la producción. Al mismo tiempo, menos tienen conocimiento del surgimiento de una región que viene destacándose por sus excelentes tintos, y cosechando éxitos tanto en el mercado nacional como en los concursos internacionales.

Se trata de los de Villány, cuyos productores fueron entre los primeros que aprovecharon de las nuevas posibilidades de libertades del proceso de la transición política y económica de Hungría, y durante menos de dos décadas llegaron a ser estrellas del sector vitivinícola húngaro. En sus viñedos de unas pocas hectáreas, adquiridas de las granjas estatales bajo el esquemas de privatización preferencial, se inició el cultivo de la vid y la elaboración del vino de manera muy diferente (máxima prioridad a la calidad) a la que fue comúnmente practicada por las grandes empresas en el régimen anterior y se tardó poco en lograr resultados sobresalientes. Hoy en día solo unos cuantos vinos tintos Premium nacionales son de otras regiones y casi ningún otro puede ser vendido a precios tan elevados como suyos.

villany-cavasLa ciudad de Villány de unos 3 mil habitantes se sitúa en el sur del país a unos doscientos kilómetros a la capital y solo a unos Kms. a la frontera húngaro-croata y es rodeada por los más renombrados fundos (Kopár, Ördögárok, Jammertal, Remete) de la zona. Tiene un clima submediterráneo y suelo arcilloso (con pizarra y loess) que han sido aprovechados para la vitivinicultura ya por los romanos en la época del Emperador Probus en el siglo III y los húngaros que llegaron a la Cuenca de los Cárpatos unos siglos más tarde, en poco tiempo también se dedicaron a ella (el primer documento al respecto es fechado en 1065 y en un otro de 1249 ya se menciona el nombre del propietario de una parcela). La región vinícola debidamente delimitada por la ley abarca en la actualidad unas 2,5 mil hectáreas y solo en una quinta parte se cultiva uvas blancas. La mayor parte de la superficie plantada por uvas rojas corresponde a variedades como Portuguiser (Kékoportó), Kékfrankos, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Merlot, Kadarka, Zwigelt, Pinot Noir y Syrah. Dadas las condiciones locales el ciclo vegetativo de la uva es más corto y la maduración temprana presta a los tintos un carácter más joven pero de estilo bien redondo y de buena expresión tánica. Anteriormente han sido las Kékoportó y Kékfrankos que se utilizó para la elaboración de la mayoría de los monovarietales y como base de las mezclas tradicionales pero últimamente se da mayor preferencia a los clásicos ensamblajes bordeleses.

villany-areaRecientemente en la página “The Wine Guy” ha sido publicado un articulo intitulado “La increíble revolución de vinos tintos de Hungría” cuyo autor no escatima palabras para elogiar a los consagrados productores de la región de Villány. En la historia de un decenio y medio del titulo “El Vinicultor del Año”, otorgado por la Academia Húngara del Vino, cuatro han sido concedidos a ellos, que siguen teniendo gran prestigio entre los más afamados productores del país. Se trata de Ede Tiffán, Attila Gere, József Bock y Zoltán Polgár, los que año por año lanzan al mercado las ediciones actuales de los vinos íconos de sus bodegas como Carissimae, Kopár, Capella y Elixir, respectivamente. Estos refinados – y relativamente caros – vinos se elaboran en la mayoría de los casos de las cepas Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc y Merlot, pero al mismo tiempo todos ellos trabajan también con las variedades autóctonas y con nuevas como la Syrah.

villany-paradeSegún la ley y el reglamento local respectivos se ha definido las categorías de denominación los vinos de Villány como, Classico de Origen Protegido y Premium de Origen Protegido. En ambos casos, entre los requisitos se incluyen los aspectos más importantes como las cepas autorizadas y su calidad (grado de azúcar del mosto), las prácticas de cultivo (densidad de plantación, carga máxima de la vid, rendimiento por hectárea máximo) y las condiciones de obtener el permiso de comercialización. En las etiquetas de estos vinos se permite el uso del logotipo especial cuyo diseño contiene la imagen de la cólquico (colchicum hungaricum- planta florífera perenne que se conoce también como crocus de otoño – en húngaro: kikerics). Fueron los de la añada de 2006 que se han podido lanzar al mercado con el sello distintivo “DHC VILLÁNY”, que resulta útil para garantizar tanto la origen como la calidad auténticas.

villany-escudoEntre las novedades del mercado podrían ser destacados los siguientes que han sido comentados favorablemente en la prensa especializada húngara (catados y calificados personalmente también):

Sauska Cuvée 7 – 2006 (92 puntos). Esta nueva bodega tiene 60 hectáreas de viñedos en los mejores lugares de la zona y hace poco se construyó una planta moderna en la que se puede elaborar unos 2,5 mil litros de vino. Este vino (51% Cabernet Sauvignon, 49% Merlot) en nariz ataca con una intensidad de aromas frutales con toques de vainilla y en boca se completa con taninos suaves y fina acidez. En su conjunto es voluminosamente complejo y de gran estructura. La amplia gama de sus productos tiene otros interesantes como el Cabernet Franc 2006 y el Kadarka 2007.

Günzer Tamás Merlot – 2007 (91 puntos). El joven productor es propietario de solo 15 hectáreas de viñedos pero varios de sus vinos obtienen altos puntajes en concursos importantes (su mejor tinto fue el Cabernet Sauvignon 2000). Este monovarietal es elegante en nariz manteniendo su fineza aromática de frutas rojas y en boca es típico de la variedad mostrando también notas de especias. Es de muy buen cuerpo y de mucha armonía que presenta un final persistente. El primer Syrah de 2006 parece indicar que la variedad podrá mostrar carácter propio de este terruño húngaro.

villany-cavas-2Heumann Cabernet Franc – 2007 (90 puntos). Una pareja suizo-alemán lleva un poco más de un decenio en la región, y de las uvas cosechadas de sus fundos de apenas 2,5 hectáreas a cargo de un joven enólogo húngaro, esta bodega “boutique” se elabora vinos artesanales. Este en nariz es fresco con notas frutales con matices tostados y en boca evoluciona hacia sabores de mermelada de ciruela con recuerdos especiados. Su estructura es consistente teniendo taninos vivos y buena acidez. El final es bien equilibrado y cargado de agradables sensaciones.

El crecimiento de la cantidad de enoturistas que visitan la región sigue siendo considerable y sus principales motivaciones son la degustación y la compra de vinos. Al mismo tiempo la oferta hotelera apuesta por alternativas innovadoras, en las que se valora más la calidad, como es el caso del primer hotel de 4 estrellas (Gere Crocus Hotel Wine & Spa) recién inaugurado en el cual se puede disfrutar de diferentes tipos de vinoterapia, que se aplica con extractos de uva y productos derivados de la elaboración del vino.

Dr.József Kosárka

Fotos: Cortesía de utazzitthon.hu, palkonya.hu,magyarvendeglatas.hu, monstone.hu

Dejar un comentario

*